Para conservar estos deliciosos Bagels o rosquillas de pan recomendamos guardarlos en bolsa de tela o papel o incluso congelarlos, ya que la mejor opción es consumirlos en el día, aunque como se pueden tostar al día siguiente se podrían consumir sin necesidad de congelación. también podéis pre cocerlos y congelar antes de hornear, así los tendréis listos para cundo os apetezcan solo tendréis que meterlos al horno.

Añadir a favoritos