Presentaremos este Hummus de piquillos en un plato hondo o un bol/taza y lo decoraremos con aceite de oliva realizando suaves surcos para que este se quede en los mismos. Se acompañara de tostas de pan, pan árabe, Naan o de cualquier tipo, unas verduras crujientes, etc. Cualquier cosa para poder ser untada en esta deliciosa crema. También podéis ponerlo en unos chupitos como una aperitivo, en los cuales podéis meter unos bastones de apio, zanahoria y calabacín, o acompañar con unas chips de verduras, como plátano, yuca, patata, remolacha, boniato, etc. Al llevar el aceite de oliva por encima que aporta es brillo y con este tono rojizo de los piquillos es un plato muy vistoso.

Añadir a favoritos