Presentaremos esta Coliflor gratinada en la misma bandeja de horno en la que la hemos preparado, quedará más bonito si esta es de cristal, y si añadimos la bechamel con mucho cuidado para no manchar los bordes, ya que las gotitas que puedan caer en los bordes al meterlo al horno se pondrían negras. Cuando la bandeja es rectangular la ponemos despiezada y distribuida por toda la bandeja, si es redonda o cuadrada la solemos dejar entera y añadimos toda la bechamel que además quedará alrededor para servir más. Otra opción es ponerla racionada en cazuelitas de barro, esta presentación tiene un toque mas rustico pero igual de bonito para presentar. Añadiremos para decorar un poco de perejil fresco muy picado ya que este contrastara con el color de la coliflor.

Añadir a favoritos